Planes en Madrid

Las mejores planes en Madrid para disfrutar la capital

El aprendizaje en los más pequeños de la casa cobra especial importancia para su crecimiento y desarrollo personal. Por ello, les nombramos a continuación, algunos juegos que pueden realizar para aprender a reciclar

Manualidades

Una de las actividades más divertidas para los niños son las manualidades. Utilizar objetos reciclados para hacer manualidades es una garantía absoluta de aprendizaje. Entre la gran infinidad de opciones, os contamos algunas de ellas:

Muñecos de nieve

Platos o vasos de plástico, tapones, chapas son, entre otros, algunos de los elementos reciclables que pueden utilizar para pasar una tarde divertida y entretenida. Tan solo necesitará pegamento, tijeras y los objetos nombrados anteriormente. Un plan ideal para realizarlo en casa en un día de lluvia.

Botellas recicladas decorativas

Otra opción es hacer parte a los niños de la decoración del hogar. Esto es posible también con objetos reciclados, como las botellas de vidrio o plástico recicladas. Y, como ocurre en el anterior, tan solo necesitarán un par de cosas: pinturas, botellas y pinceles. Una idea muy bonita y original que los niños disfrutarán

Ropa reutilizada

Si sus hijos son algo más mayores, le proponemos un plan o idea igual de divertida que las dos anteriores. Se trata de reutilizar ropa que ya no usen y convertirlos en otras prendas de ropa muy originales y decoradas al gusto. Un pantalón puede convertirse en un bolso, o en un cojín. Lo único que se necesita es tiempo e imaginación.

Bingo sostenible

En esta ocasión, os traemos una variante del clásico bingo muy peculiar. A través del mismo funcionamiento, los niños deberán conseguir «tapar» todos los objetos reciclables. Fácil y sencillo. Además, no se preocupe por no tener plantilla porque se la dejamos a continuación. Tan solo necesitará imprimirla, recortarla y ¡listo! A divertirse.

Bolos

A través de esta actividad, proponemos una experiencia completa. Por un lado, se necesitarán 10 botellas de plástico o material similar. 

 

Cuando las consigan, pongan a sus hijos a decorarlas como deseen, con los colores más alocados y divertidos, creando muñecos o lo que su imaginación invente. Una vez listas, es hora de jugar a los bolos. Sencillo, rápido, original y divertido de hacer.

Huchas

Siguiendo la línea de las botellas, otra de las opciones que pueden realizarse con dicho material son las huchas. Los típicos cerditos o una decoración alocada y sorprendente e incluso, los superhéroes favoritos de vuestros hijos, pueden ser los protagonistas de esta actividad. 


Además de huchas hay muchos otros que pueden realizarse como aviones, muñecos o naves espaciales. Tan solo hay que ponerle imaginación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *