Planes en Madrid

Los mejores planes y cosas que hacer en Madrid

La Hiruela

La Hiruela Madrid

La Hiruela no es un lugar cualquiera, es un pueblo singular ubicado en el enclave privilegiado de la Sierra del Rincón, que con tan sólo 74 habitantes tiene mucho más que ofrecer al visitante de lo que este mismo imaginar.

Bienvenidos a La Hiruela  y a la belleza de sus casas de piedra, adobe y madera roble, que apenas han sido modificadas desde su construcción.  Por si fuera poco, la armonía arquitectónica es completada por algunas construcciones de pizarra y  por la cantidad de visitas que se pueden realizar, convirtiendo a La Hiruela en el lugar perfecto para desconectar de las prisas de la gran ciudad .

 

Si hay algo que es de especial interés en este pueblo (uno de los pueblos por cierto con mayor  encanto de la Comunidad de Madrid) ese es  El Molino Harinero, construcción  rehabilitada del siglo XVIII . 

A orillas del río Jarama,  rodeado de cerezos y saúcos en una maravillosa zona recreativa,  se ubica esta edificación, que ostenta el gran honor de ser el único molino de Madrid que muele a la antigua usanza.  Y es que, durante la Postguerra la mayoría de los molinos fueron precintados como medida de racionamiento, pero este logró seguir moliendo en absoluta clandestinidad. A lo largo del siglo XX los molinos de rodezno cayeron en desuso y fueron abandonados, pero una vez más , el Molino de HIruela se mantuvo debido a su aislamiento geográfico. El fin de su actividad, en 1975, coincidió con la apertura de una panadería en el pueblo. Pero, en 2001 el molino de La Hiruela fue restaurado con fondos de la Comunidad de Madrid y la Comunidad Europea. Si os apetece conocer a fondo su historia podéis descargar aquí el folleto del molino harinero.

El otro gran secreto del pueblo de La Hiruela es su carbonera, y es que, las carboneras eran una de las principales fuentes de economía del lugar. Hasta el año 1950 se producía carbón vegetal de roble para venderlo en pueblos de los alrededores e inclusive en Madrid. El carbón era un combustible fundamental que se utilizaba tanto para uso doméstico como industrial antes de introducirse el gasóleo o la electricidad. Este cambio de uso de combustible obligó a los habitantes de la Hiruela a trasladarse a las grandes ciudades en busca de trabajo. El Ayuntamiento de La Hiruela, en colaboración con la Consejería de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, llevó a cabo en el año 2006 el proyecto de construcción de una carbonera como referente etnográfico de gran interés, con el objetivo de recuperar y difundir uno de los principales pilares de subsistencia de la vida tradicional de La Hiruela: el carbón.

 

 Tampoco puedes irte sin ver  La Colmenera, la Casa Consistorial y la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, situada donde antes estuvo la iglesia de San Miguel Arcángel, edificada en 1785.

 

Rodeada por picos y montes, además de las visitas más turísticas, La Hiruela nos ofrece naturaleza en estado puro y diferentes sendas con encanto. Muy recomendable son la «Senda de Molino a Molino», de unos cuatro kilómetros y medio , o la ruta de «Las Eras y Pila de Riego», una ruta que, en una hora y media, te permitirá conocer los caminos por los que se transportaba el cereal. Unos caminos inmersos en la flora autóctona de La Hiruela y en los que disfrutarás de las vistas que ofrecen sus miradores. Más información de la ruta

 

Si lo tuyo es el ascenso, la Senda de Molino a Molino te permitirá en un momento dado ascender hasta el conocido mirador de  Bañaderos ,  una preciosa «ventana» a las montañas, situado entre los puertos de La Hiruela y el del Cardoso, que puede ser un buen lugar para comer y observar mientras los buitres que sobrevolarán vuestras cabezas.

 

Para completar la visita puedes acercarte hasta  los frondosos bosques del Hayedo de Montejo o los espectaculares valles de La Puebla.Muy cerca también puedes visitar pueblos medievales como Buitrago de Lozoya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *