Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Museo Casa de Hippolytus

Jun 10, 2021

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO CASA DE HIPPOLYTUS

El edificio, construido entre los siglos III y IV d.C, formaba parte de una gran finca situada en los suburbios de la ciudad de Complutum, y estaba rodeado de amplios jardines y de un mausoleo dedicado a la memoria de la familia de los Anios. En realidad era sede de un Colegio de Jóvenes donde se cumplía una función lúdica y formativa de estas agrupaciones refinadas de la nobleza urbana. En su interior, acondicionado para la visita,  podemos contemplar perfectamente conservado el mosaico de los peces.

El mosaico está compuesto por una serie de motivos geométricos que enmarcan, asimismo, una escena de pesca de tradición iconográfica norteafricana. Traslada al espectador al Mediterráneo, reflejando la fisonomía de varias especies marinas seguramente con un fin didáctico, como si se tratara de un catálogo de la fauna mediterránea.

El mosaico representa una escena de pesca en la que tres erotes navegan en una barca rodeados de fauna marina,  representada por especies como dorada, pulpo, calamar, pez espada, morena, langosta, gamba, sepia, delfín y erizo de mar. La hipótesis del fin didáctico se refuerza con el hecho de que, mientras que la factura de los erotes es algo tosca, los animales fueron realizados con cuidado y detalle. Cuenta también con una inscripción por la que sabemos que el autor de esta obra de arte fue el musivario Hippolytus, quien ha dado nombre a la casa. Según revela la inscripción, el mosaico fue hecho por encargo de los Anios, la familia benefactora del colegio para jóvenes. 

El núcleo del edificio cuya construcción se inició en el siglo I d. C., aunque la mayor parte data del siglo III lo constituía un patio cerrado que hacía las veces de “frigidarium”-sala de baños de agua fría) de la zona termal. Contaba con dos piscinas, desde aquí se accedía a dos salas de aire templado y caliente: el “tepidarium” y el “caldarium” con un baño situado en el ábside. También se conserva un horno de cocinar, las letrinas, y un pozo de aguas minerales con un rico contenido de sulfatos que tendría un uso medicinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *