Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Museo San Isidro

Ene 13, 2022

Museo San Isidro Madrid

Museos Madrid

museo san isidro

Antes de Madrid:

Recibe al visitante un espacio dedicado al medio ambiente en el que vivieron los primeros pobladores de los valles madrileños, donde se exhibe una impresionante colección de restos de elefantes, rinocerontes, mamuts y otras especies hoy extinguidas.

 

El siguiente apartado, dedicado a los “Cazadores-Recolectores”, presenta numerosos restos de las herramientas líticas utilizadas por estos nómadas para cazar y trabajar, en definitiva para el aprovechamiento de los recursos naturales. Se muestra igualmente la evolución tecnológica lograda en la talla de las piedras con las que se fabricaron esos útiles.

A continuación, se presenta el desarrollo de las “Sociedades productoras”. El avance en el control del medio natural produjo importantes transformaciones en la sociedad. La sedentarización, ligada a la domesticación de animales y a la aparición de la agricultura,  conllevó una organización social más compleja, con la aparición de poblados y la clara presencia de creencias religiosas, manifestadas en los rituales funerarios. Los importantes avances  tecnológicos acaecidos, como la nueva forma de trabajar la piedra, pulimentándola, el descubrimiento de la cerámica, la aparición de la metalurgia quedan igualmente recogidos.

 

“Entrando en la Historia”  es el siguiente apartado. En él se muestran los importantes cambios habidos en la sociedad y las tecnologías del primer milenio a. de C.: los poblados en alto, el rito de la incineración en urnas, la aparición de las necrópolis como nuevos espacios separados de los espacios habitados, la metalurgia del hierro o la invención de la rueda.

En “Bárbaros y romanos”  se recoge la romanización del territorio de Madrid y el fin de la Antigüedad. Se exponen aquí, junto a otros yacimientos, restos de la villa romana de Villaverde Bajo, en la que se alcanzó un grado de refinamiento notable a juzgar por los mosaicos y pinturas, las esculturas, las cerámicas y los delicados vidrios. Igualmente se exhiben ajuares de cementerios visigodos que ilustran la forma de vida de estos nuevos habitantes.

El Museo de San Isidro. Los orígenes de Madrid ocupa el solar del palacio de los condes de Paredes; ha recibido diferentes denominaciones de acuerdo con sus sucesivos propietarios, aunque se le conoce popularmente como Casa de San Isidro porque según la tradición fue la casa de los Vargas, amos de San Isidro, y en ésta vivió y murió el Santo. 

El edificio fue construido durante la primera mitad del siglo XVI por la familia de los Lujanes, cuyo escudo puede aún verse en los capiteles del patio. Con el traslado de la corte a Madrid fue destinado a alojar al Nuncio hasta mediados del siglo XVII, por ser uno de los palacios más importantes de la Villa. Desde esta fecha hasta mediados del siglo XIX sus propietarios fueron los condes de Paredes, siendo esta etapa la más activa y relevante en cuanto a la edificación de la capilla dedicada al Santo y sus posteriores reformas. Tras un largo periodo de decadencia y deterioro, el conjunto fue demolido casi en su totalidad en 1974, y reconstruido, previa excavación arqueológica.

Mayrit-Madrid:

En estas salas se plantea la historia de Madrid desde su fundación, a mediados del siglo IX por los musulmanes, hasta la instalación permanente de la Corte. Asimismo se plasma el desarrollo urbanístico de la ciudad que fue rodeada por sucesivas murallas y cercas, islámicas y cristianas, y el gran crecimiento que experimentó la villa desde su conversión en capital de un imperio universal.

 

Las piezas de las vitrinas nos dan idea de la vida cotidiana de los moradores, de los diferentes objetos utilizados habitualmente, en el ocio, para el adorno o de la importancia y presencia de la religión en numerosos aspectos.  Destaca la reconstrucción de un arco del claustro primitivo del monasterio de Los Jerónimos y  los cenotafios de Francisco Ramírez de Madrid “El Artillero” y Beatriz Galindo “La Latina”, que muestran la importancia de estos singulares  personajes en el Madrid del momento.

 

San Isidro:

Este tercer ámbito está dedicado enteramente al santo madrileño y a su mujer Santa María de la Cabeza. Se muestran diferentes obras en las que se reflejan los milagros a él atribuidos.  La iconografía tradicional con la que se representa la figura de este labrador se refleja en las pinturas y esculturas expuestas.  Son de gran interés las pinturas al temple que realizó Zacarías González Velázquez, en 1789,  para la bóveda de la Capilla y el llamado “Pozo del milagro”, en el que San Isidro, según la tradición salvó de morir ahogado a su hijo haciendo subir milagrosamente el agua hasta el brocal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *