Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Ruta de los Molinos

Ruta de los molinos de agua

En la frontera entre Santa María de la Alameda y las Navas de Marqués se encuentra el río Cofío, que nace de la unión de los arroyos de las Herreras y el arroyo de Valtravieso de la sierra de Magallón. El río Cofío, también llamado de los Molinos, recorre 5 kilómetros y retoma su curso desde la colonia El Pimpollar.

La ruta propuesta abarca alrededor de 10 kilómetros con una duración de dos horas y 45 minutos. ¿Te animas a disfrutar de esta excursión por la sierra?

La ruta comienza en la Estación de cercanías de Santa María de la Alameda. Puedes dejar el coche en el pueblo y comenzar la ruta desde la estación. Para ir hacia el río Cofío, lo primero que hay que hacer es bajar por la Avenida Pimpollar. Veremos un puente de cemento que cruza el río, debemos cruzarlo y tomar el camino de la derecha lleno de diferentes árboles: pinos, chopos, sauces y fresnos. En este sendero a la orilla derecha del río Cofío descubriremos las ruinas del molino del Prao Mora, uno de los molinos de agua a los que se les atribuye un origen musulmán. Además, pasaremos por debajo del impresionante viaducto del ferrocarril Madrid- Ávila

Después pasaremos junto al arroyo Poveda y entre los escombros y la vegetación veremos el molino de la Fabriquilla.Continuando por el camino y en frente de una urbanización lo siguiente que encontraremos es el molino Nuevo, el molino que mejor se conserva de la ruta. Esta construcción presenta una regadera, sus antiguas piedras de moler, las aspas y su sistema de movimiento de agua. Un lugar perfecto para observar cómo se realizaban los antiguos trabajos de moler.

Nuestra excursión continúa por la orilla del río Cofío, el camino nos mostrará un bello paisaje lleno de verdes ribazos y rocas graníticas. Otro de las ruinas que aparecen en este sendero son las de los llamados molinos Juntos, pero que apenas se distinguen en el paraje. El molino siguiente es el molino de la Palomilla que aparece en medio de una presa de construcción moderna y un territorio de pozas. Esta edificación muestra los restos de un edificio principal y de la regadera, un pozo vertical que termina con un ángulo inclinado que dirige el agua a gran velocidad hacia la salida del río.

Durante el resto del camino seguiremos la excursión por la orilla del río por un sendero claro. En este tramo aparecerá ante nosotros una construcción de pequeño tamaño. En este punto hay que cruzar el río de nuevo hacia el margen cuando veamos una acequia. Al cruzar esta zona llegaremos al otro margen del río que nos llevará a unos preciosos prados. Si decides hacer la ruta en primavera podrás disfrutar de este prado lleno de florecillas silvestres.

Por último, al final del tramo pasaremos por una urbanización y el camino nos llevará al punto de partida. Esta bonita y sencilla ruta es perfecta para realizarla acompañado de amigos en un día soleado. El paisaje y los molinos que se irán conociendo a lo largo de la excursión nos ofrecen una ruta llena de rincones con encanto y un precioso paraje lleno de vegetación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *