Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Rutas de las Caras en Buendía, Cuenca

Ene 10, 2022

Descubre la Ruta de las Caras en Buendía

En el paraje conocido como La Península, en Buendía, Cuenca, encontramos una ruta única, no por su inclinación o dificultad, sino por estar custodiada por decenas de caras esculpidas en piedra. Prepárate para descubrir una ruta como ninguna otra.

Una ruta como ninguna otra

La ruta discurre junto al Pantano de Buen día

A orillas del pantano de Buendía, en el paraje de «La Península», entre pinares, abundan las piedras de arenisca. En ellas encontráis la Ruta de las Caras, una ruta senderista de un par de kilómetros en la cual os veréis acompañados por pinos y esculturas alegóricas.


Rostros esculpidos en roca arenisca de diferentes tamaños, algunos espectaculares, proporcionando en muchas ocasiones, gran majestuosidad: Krishna y Maitreya, con unas dimensiones de cuatro y séis metros, que se tardaron en esculpir ocho años por la dureza de la roca, El Chaman que es una cara que se esculpió en cuatro años, y que dirige su mirada a la calavera De Muerte, otra cara…. distinta, de metro y medio, desde la cual se puede divisar todo el lugar. Algunos son mas pequeños pero no menos inquietantes, El Extraterrestre, Las Caras de Cristina, El Negro, El Duende Indio, Los Extraños…


Para hacer el recorrido completo y ver todas las Caras, necesitaréis una hora andando, aunque para acceder a la zona se puede ir en coche (Coordenadas del aparcamiento donde se encuentra un panel informativo con el recorrido y miniaturas de las caras: 40° 24′ 10.88″ N2° 45′ 16.24″ W ). Desde Buendía hay una pista asfaltada y caminos de fácil acceso, por lo que en coche llegaréis en 5 minutos (4 Km de distancia) a la zona donde comienza la ruta.

El paisaje con el que os encontraréis está formado por terreno llano de cultivo y olivares hasta las mismas caras; y en la zona de esculturas el terreno de labor termina convirtiéndose en pinares y peñas de roca arenisca que llegan a la orilla del pantano.

 

La vegetación del emplazamiento es abundante en diversas plantas aromáticas, tales como romero, salvia, tomillo, perpétua amarilla y espliego, así como árboles y arbustos característicos del clima mediterráneo – continental. Es de destacar la fauna asociada al embalse por el paso de migración de aves y su acomodo en periodos estacionales: anátidas, grullas, garzas, fochas y otras especies, como el aguilucho lagunero.

 

La unión entre las diversas esculturas y la naturaleza de la zona, pinares y el embalse, hacen de este lugar un paraje fantástico para practicar senderismo y turismo rural en Buendía (Cuenca) villa histórico medieval

Un día del año 1992 a Eulogio Reguillo y Jorge Juan Maldonado se les ocurrió de manera gratuita y para ellos solos tallar conjuntamente  en la piedra arenisca caliza una cara, a la que mas adelante llamarán La Monja por que en el torso de la cara podemos ver el habito que suelen llevar las monjas, en la actualidad encontraremos una veintena de esculturas talladas desde el mencionado año 1992 hasta la actualidad, ya que siguen esculpiendo los dos autores.


La temática de las esculturas son muy variadas encontraremos Cruces Templarías, Duendes, Budas, Dioses de la mitología Hindú así como Vírgenes Católicas como es Nuestra Señora de los Desamparados.


Todas las esculturas están realizadas de manera artesanal con martillos, cinceles, tablas de clavos para dar volumen, lijas entre otras herramientas, la duración de la realización de cada escultura depende mucho de la dureza de la piedra, dimensiones de la escultura, aparición de grietas, frecuencia con la que suelen venir los autores  entre otros factores, como dato curioso  se ha llegado a tardar entre seis y ocho años en finalizar alguna de las esculturas. 
 
 
Todas las esculturas están orientadas hacia el oeste excepto la De Muerte que esta orientada hacia la salida del sol, como dato curioso según varias culturas esta orientación representa a la resurrección, esta escultura se realizó tras encontrarse los escultores  una calavera que fotografiaron (posiblemente de una mujer joven) de las muchas que aparecen de un cementerio antiguo que se queda al descubierto cuando el embalse de Buendía esta muy bajo. 

El recorrido de la Ruta de las Caras 

Para ver la Ruta de las Caras existen dos opciones en función de vuestros gustos o posibilidades:


  • La primera es visitar únicamente la zona de las Caras. Se puede acceder hasta ella a través de una carretera completamente asfaltada hasta un parking justo al comienzo del recorrido. Este recorrido es sencillo y de poco más de 2 km apto para cualquier persona, aunque no se encuentra habilitado para carros de niño o acceso en silla de ruedas.
  • La segunda posibilidad es recorrer el PR-CU46 el cual pasa por la Ruta de las Caras. Este sendero de pequeño recorrido discurre por la zona de la península del pantano de Buendía a lo largo de 14,5 km.

La Ruta de las Caras dispone de una zona de aparcamiento habilitada para coches y autobuses. Comienza con la entrada a través de un portal de madera que conduce al merendero, una zona con mesas, bancos de madera, cubos de basura…. El acceso es libre y sin horarios, y podréis acceder también con mascotas. Las esculturas se encuentran repartidas a lo largo del pinar y la orilla del pantano y la mayoría se encuentran fácilmente.


La Ruta de las Caras se encuentra dentro del PR-CU46, un sendero de pequeño recorrido que transcurre entre zonas onduladas y con poco desnivel. Por él podéis llegar también al mirador de la Peña de la Virgen y al camping de la Cespera. Es un recorrido apto para bicicletas salvo alguna zona de las Caras en la que dependiendo de nuestra habilidad habrá que bajar de ésta.

El significado de las imágenes

Moneda de la Vida: es la primera escultura que encontramos en el recorrido. El contorno esférico simboliza el universo mientras que los huesos, la estructura física y el círculo concéntrico representan el claustro donde se gesta una nueva vida.


Cruces Templarias: simbolizan la protección a cada uno de los visitantes.


Krishna: Escultura inspirada en el dios de la India con varios abalorios típicos de la mitología hindú, incluida la pluma de pavo real que era el medio de transporte de este dios.


Maitreya: escultura inspirada en el próximo dios Buda que, según esta religión, nacerá de la tierra para completar la plena iluminación. Entre la cejas de esta escultura podemos encontrar el tercer ojo que, según el Budismo y el Hinduismo, es el de la conciencia o iluminación.


Arjuna: escultura inspirada en uno de los principales personajes del poema épico hindú Mahabhárata.


Espiral del Brujo: representando un movimiento como puede ser el de las galaxias también podemos encontrar un indio.


Chemary: personaje de fabula o gigante meditando en plena naturaleza de Buendía.


La Monja: escultura que por el contorno de su rostro parece que lleva el hábito de estas religiosas.


Duende Negro: escultura que recibe su nombre por el tono de la arena. Chamán: en muchas culturas de todo el mundo representan a Chamán como un brujo que utilizaba sus poderes para sanar a la gente.


Beethoven: escultura inspirada en el gran compositor y director de orquesta.


Duende Indio, Paleto y Duende de la Grieta: en un mismo panel podemos encontrar un gran número de imágenes pequeñas.


De Muerte: escultura como queriendo renacer. Es la única que mira hacia la salida del sol.


Dama del Pantano: en los momentos de máxima altura, el embalse de Buendía llegaba hasta los pies de esta escultura.


Virgen de Lis: fresco sin acabar que se encuentra en la catedral de la Almudena de Madrid.


Virgen de las Caras: escultura inspirada en la patrona de Buendía, Nuestra Señora de los Desamparados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *