Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Planes de Ocio y Viajes Europa: La Rochelle e Isla de Ré

May 25, 2021

La Magia de Francia: La Rochelle , Isla de Ré & La Venecia Verde

La Rochelle, un puerto con historia

LLegamos a La Rochelle, que nos recibe con sus  famosas calles arcadas (donde los comerciantes esparcían en el pasado las mercancías para protegerse de las lluvias ) y su Puerto Viejo, con su controvertida  historia a las espaldas. No podemos olvidar que lo que hoy en día es un animado puerto deportivo, era en la Edad Media un punto de encuentro para el tráfico de esclavos.

Aprovechamos el fresquito de la mañana para conocer las tres torres emblemáticas que marcan la entrada y salida del puerto. Compramos un solo billete (en la web por adelantado) que nos da acceso a las tres torres. La torre de la Linterna, un antiguo faro que también servía como prisión. La Torre de la Cadena, antes utilizada como puerta de entrada al puerto y la torre de San Nicolás, la más grande, unida a la Torre de la Cadena mediante una gran cadena para cerrar el puerto y proteger la ciudad de los peligros y las invasiones del mar.

LLega la hora de la comida y decidimos hacerlo en restaurante frente al bello puerto de La Rochelle . Por poco más de 30€ degustamos los típicos mejillones de la zona, que son pequeñitos, pero tienen mucho sabor, y unas ricas Galettes. Para los que prefieran una comida más informal, recomendamos visitar Les Halles de La Rochelle, el Mercado cubierto del centro de la ciudad, del Siglo XIX, donde cada mañana se ofrece la posibilidad de comprar productos frescos y degustar sabores locales. Los miércoles y sábados por la mañana son los días oficiales de mercadillo.

Tras la comida, nos acercamos a conocer  el parque Charruyer, en el corazón de La Rochelle; un gran jardín público de 40 hectáreas y 2 kilómetros de largo, que conquistará a grandes y  pequeños. Atravesado por un bello canal, cuenta también con una zona de juegos para niños y con una pequeña granja en la que lo más pequeños disfrutarán dando de comer a los burros, patos etc.  Para nuestra peque fue sin duda el mejor momento del viaje.

Nuestro segundo día comienza en el Acuario de La Rochelle, situado frente al Puerto Viejo, que constituye uno de los mayores acuarios de Europa, con casi 12.000 especies diferentes procedentes de todo el mundo. Se divide en varias secciones: Océano Atlántico, Mar Mediterráneo, Caribe y selva tropical. La visita al acuario dura aproximadamente 2 horas y es un plan ideal para los días de lluvia.  Nota:  Recomendamos reservar la entrada con antelación en la página web del aquario; es la mejor manera de evitar la larga espera en verano.
Después de la visita al acuario decidimos descansar en la playa. Los amantes del mar encontrarán tres playas en La Rochelle. El «Plage de la Concurrence» muy céntrica, a 5 minutos caminando del centro de la ciudad y perfectamente equipada para un día cómodo con niños. La playa Chef-de-Baie, la más alejada del centro pero la más agradable porque está protegida del viento por un dique de mar. Una amplia zona de césped sobre la playa permite a los niños jugar sin mancharse de arena. La playa de Les Minimes, es la más grande de La Rochelle con sus tiendas y restaurantes.  Si tenéis a posibilidad de salir fuera de la ciudad de La Rochelle, os recomendamos la Playa Châtelaillon, considerada una de las más bellas de Charente Maritime.

ISLA DE RÉ , UN PARAÍSO CERCANO

Una actividad imprescindible en La Rochelle es realizar uno de los muchos mini cruceros que ofrecen las agencias de viajes locales. El crucero recorre la Isla de Ré  , a la que también se puede acceder en coche por el puente Ile de Ré, pagando peaje ; la isla de Oléron, que también está conectada al continente por un puente; o la pequeña isla de Aix (Île-d’ Aix), accesible sólo en barco.

Nosotros decidimos acceder a la Isla de Ré desde La Rochelle en coche, a través del puentede separación que lleva funcionando desde 1998. Antes sólo se podía llegar en ferry o yate privado. Pagamos el peaje de 16,5€ ida y vuelta y en apenas 3 kilómetros nos trasladamos a la histórica Isla. Con sus 30 kilómetros de largo y 5 de ancho, algo más pequeña que la vecina Île d’Oléron, la Isla de Ré es una barrera natural que surge a muy poca distancia de la ciudad de La Rochelle; cuya estratégica ubicación fue aprovechada en su momento para blindar la costa atlántica francesa de las incursiones británicas. Mucho antes de iniciarse la II Guerra Mundial Isla sirvió también como cárcel. No fue hasta tiempos de la Belle Époque, cuando gracias entre otras cosas a su microclima, se puso de  moda como destino vacacional de e la aristocracia de finales del XIX y principios del XX, alcanzando la fama que mantiene hasta ahora.

Teníamos claro que nuestro primer destino sería el coqueto puerto de Saint-Martin-de-Ré, que con sus preciosas casas blancas, es el lugar más transitado de Isla de Ré, sobre todo en verano.  Sorprende que un puerto tan pequeño albergue tal cantidad de tiendas y restaurantes. Además de observar a los ostricultores recogiendo las ostras al bajar al marea, nos acercamos hasta Sain Martín de Ré para conocer a sus burritos, famosos, porque siguiendo una vieja tradición, visten una especie de pijama que les protege de la picadura de los mosquitos. Nuestra hija no pudo resistirse a estos característicos burritos y a su peculiar pelo (parece que tienen rastas) y decidió dar un precioso paseo subida en uno de ellos.

Tras el paseo tocaba disfrutar del parque y sus originales columpios, en forma de faro y  de barco. En el mismo parque hay también un tiovivo y varias atracciones (ya más modernas) enfocadas al turismo.  Pero, el calor empezaba a notarse  y decidimos ir en busca de alguna playa paradisíaca, que nos permitiera darnos un baño. Nuestras expectativas al ser una isla eran muy altas, pero nos equivocábamos;   las playas de la zona norte de la  isla de Ré no son muy propicias para un idílico baño… cuentan con piedras bastantes gruesas y bastante oleaje; alejándose un poco del concepto paradisíaco. Aún así podemos decir que  Les Gondallieres Playa hace su función y cumplimos  el objetivo de darnos un chapuzón.

Si buscáis playas de arena fina, os recomendamos ir principalmente a la costa sur y oeste de la isla , donde encontraréis playas rodeadas de dunas y bosques (Le Bois-Plage, La Couarde).  Le Bois Plage en concreto cuenta  con unos 6 kilómetros de extensión y una temperatura del agua «pocos atlántica». Y, Si bien su color no es del turquesa característico en el litoral provenzal,es LA PLAYA con mayúsculas de Isla de Ré.

Despedimos el día en La Flotte , a 4 km de Saint-Martin-de-Ré. Sus parecidos son más que razonables aunqe La Flotte, también incluida en selección de Les plus beaux villages de France, es algo así como un Saint-Martin en pequeñito . La actividad en el puerto es intensa durante el verano, y su mayor atractivo para los que buscan algo diferente es la conservación en su interior, de un mercado medieval que funciona prácticamente a diario y que tiene mucho encanto. Su parque infantil con vistas al mar y al puerto es genial también.

 

LA VENECIA VERDE

Fuente: Wikipedia

Aunque a nosotros ya no nos dió más de sí el día, si vosotros vaís con más tiempo, os recomendamos ir a última hora de la tarde (para evitar multitudes) a El Marais Poitevin, también llamado Pantano Poitevin o La Venecia Verde, un sitio único en Europa y lugar ideal para dar un paseo en barco o practicar actividades familiares como senderismo, pesca y ciclismo.  Podrás elegir entre un paseo en barco guiado (en francés) por 9€/persona, con1hr de duración o  alquilar un barco por 18€ 1h. También es posible hacerlo en kayak o canoa. Más información en la web Embarcadère Cardinaud: https://www.embarcadere-cardinaud.fr/. Hay varias formas de llegar al embarcadero, en coche , bicileta o incluso en autobús (sale uno gratuito para todos los usuarios con la línea 22 desde Niort). La parada es La Repentie y existen 6 autobuses al día.

ACTIVIDADES Y ALREDEDORES ROCHELLE: CASTILLO DE SAINT JEAN D ANGLE & PARQUE PUY DU FOU

Castillo de Saint-Jean-d’Angle

A 45 minutos en coche de La Rochelle,  en este castillo podrás vestirte gratis y descubrir cada uno de sus rincones a través de juegos de puzzles y concursos.

Puy du Fou

A 1 hora y 30 minutos desde La Rochelle, este famoso parque temático histórico, ofrece espectáculos basados en temas como los juegos de circo y los vikingos. Reconocido mundialmente, ha recibido desde 2012 numerosos premios. No te pierdas el gran espectáculo de Cinescénie, el mayor espectáculo nocturno del mundo: 1h40 de espectáculo, 2.000 actores y casi 24.000 trajes, ¡sin duda te sorprenderá!

Desde Nantes también se accede al parque.

SAN JUAN PIE DE PUERTO

A los pies de los Pirineos y a 50 minutos de Bayona, en el interior, llama la atención esta villa francesa de calles empedradas, con todo el sabor de los pueblos medievales y el encanto de sus gentes, franceses en los horarios y costumbres, pero muy vascos en su aspecto y en los productos que venden y consumen.También conocida como  Donibane Garazi (en euskera) la ciudad combina la esencia vasca, con su historia como parte del Reino de Navarra.
San Juan de Pie de Puerto se encuentra a poco más de 70 km de Pamplona y 90 km de San Sebastián, en un entorno de colinas siempre verdes. Es una ciudad pequeña, de unos 1.500 habitantes, y el núcleo central, el antiguo, queda confinado entre sus murallas. Porque, sin duda, eso es lo primero que llama la atención cuando llegas y buscas un lugar para aparcar, los muros y las puertas antiguas que no invitan a entrar con coche en el casco antiguo. Pero no hay problema, hay varios aparcamientos en las proximidades.
La ciudad fue fundada a finales del siglo XII y pronto entró en la órbita de Navarra, durante el mandato del rey Sancho VI el Sabio. Era parte del territorio que se llamó Ultrapuertos o Baja Navarra. Ya desde esa época fue una ciudad importante en el Camino de Santiago. Aquí los peregrinos recuperaban fuerzas ante la temible etapa que les llevaría a subir los Pirineos, más de 1.000 metros de desnivel entre espesos bosques, fieras y bandidos.
Subir al mirador de la Ciudadela para ver toda la ciudad. San Juan de Pie de Port es la zona del río Nive y sus puentes. El puente más llamativo es el de la calle España que va a la iglesia de Nuestra Señora del Puente. Es llamativa la torre-puerta, con sus recias puertas,
ro puente que te recomiendo ver es el de Eyheraberry, sobre todo por el bucólico paseo que seguirás a orillas del río. Tienes que tomar el camino que empieza junto a la iglesia en dirección al puente de madera y continuar algo así como 400 metros.
El País Vasco, es también la vecina España: San Sebastián y su Parte Vieja, Hondarribia y sus estupendas tapas, P
No se puede obviar la estética vascofrancesa, con contraventanas y entramados de madera pintados de rojo, en ocasiones en otros colores, el nombre de los propietarios que mandaron construir la casa escrito en el dintel de la puerta, a veces acompañado por un lauburu.
Si además de pasear y sacar fotos te apetece llevar algún regalo debes saber que los productos más típicos de la zona son los productos gourmet: derivados del cerdo como el paté vasco y el jamón, el queso, el pimiento de Espelette, un dulce llamado pastel vasco, la sidra y el vino de Irouléguy. También son muy típicas de la zona las alpargatas y la mantelería vasca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *