Planes en Madrid

Los mejores planes y cosas que hacer en Madrid

Ruta 1: El recuerdo de Gerardo Diego en Pozuelo de Alarcón y el Majadahonda de Francisco Umbral

Jul 13, 2021

Ruta 1: El recuerdo de Gerardo Diego en Pozuelo de Alarcón y el Majadahonda de Francisco Umbral

 

Huyendo del bullicio de Madrid y buscando un refugio para escribir y descansar, estos dos escritores lo encontraron en localidades cercanas a Madrid. Gerardo Diego pasó largas temporadas en la localidad de Pozuelo de Alarcón y Francisco Umbral vivió  los últimos años de su vida en Majadahonda.

Gerardo Diego y Pozuelo de Alarcón

La localidad de Pozuelo de Alarcón es un lugar tranquilo y perfecto para descansar. Cuenta con espacios naturales como el parque Forestal Adolfo Suárez o el pequeño Santuario de Schoenstatt. También alberga centros dedicados a la cultura, como el Espacio Cultural MIRA.

 

El escritor Gerardo Diego Cendoya nació en Santander en 1896, pero pasó largas temporadas en la localidad de Pozuelo de Alarcón. Vivió muchos años en la madrileña calle de Covarrubias, pero prefería descansar en su casa de verano en Pozuelo.

 

Además de escritor, trabajaba como catedrático de literatura. Era un excelente pianista y un gran amante de la pintura.

 

Gerardo Diego es el gran impulsor de las vanguardias, especialmente del creacionismo, que descubrió  gracias a su amistad con el poeta chileno Vicente Huidobro.

 

Además, fue el redescubridor de Góngora e intentó cohesionar a la Generación del 27. Esta reunión se celebró en Sevilla el 16 y 17 de diciembre de 1927 y según comentó  el escritor Dámaso Alonso fue el primer acto público de la Generación del 27.En esta reunión participaron, además de Gerardo Diego, escritores tan emblemáticos como Rafael Albertí , José  Bergamín, Jorge Guillén, Juan Chabás, Federico García Lorca y Dámaso Alonso.

 

Casa de Gerardo Diego

Gerardo Diego y su mujer Germaine se compraron en los años 50 una vivienda en la conocida Colonia Santa María de Pozuelo de Alarcón a lado del polideportivo Carlos Ruíz. La casa era bastante pequeña y no resultaba muy cómoda ya que carecía de agua corriente. Para obtener agua la familia tenía que utilizar un pozo. El matrimonio se desplazaba desde Madrid a la localidad cuando quería descansar y cambiar de aires. En sus  últimos años, Gerardo Diego disfrutó  también del paisaje de la zona en la Urbanización Monteclaro, en la que fue el hogar de su hija Elena y donde escribió  sus  últimos versos.

 

 

Santuario de Schoenstatt, Pozuelo de Alarcón
Tumba de Gerardo Diego, Cementerio de Pozuelo de Alarcón

Cementerio de Pozuelo de Alarcón

 

Gerardo Diego falleció en 1987 y fue enterrado en el cementerio de Pozuelo de Alarcón. Su familia descartó  trasladar sus restos mortales al Panteón de Hombres Ilustres de Santander porque el poeta había expresado su deseo de permanecer cerca de los suyos, una vez aconteciera su fallecimiento. Su viuda y su hija decidieron que el camposanto de Pozuelo debía ser su morada eterna.

En la sepultura de al lado se plantó  un alto ciprés y se puso una placa en la que pueden leer estos hermosos versos: “Ya me tienes vaciado, vacante de fruto y flor, despose do de todo, todo para ti Señor”.

Aunque la Fundación Gerardo Diego tiene su sede en la localidad cántabra de Santander, es muy recordado en la localidad de Pozuelo de Alarcón. Al escritor se le dedicó una calle y se dio su nombre a un instituto de Secundaria de la localidad. También se creó  el Premio Gerardo Diego de Poesía, Ilustración y Declamación, para alumnos de Primaria y Secundaria.

Francisco Umbral y Majadahonda

La localidad de Majadahonda es uno de los lugares elegidos por los madrileños para descansar del ajetreo de la ciudad. Cuenta con un entorno natural privilegiado y espacios apacibles como el Parque Colón o el entorno natural donde se encuentra el Monumento a Mota y Marín -formado por 4 arcos y una cruz-, cercano al cementerio. Se construyó  en homenaje a dos legionarios rumanos muertos en ese lugar, durante la Guerra Civil.

El escritor y periodista Francisco Umbral vivió durante 30 años en la localidad madrileña de Majadahonda, muy cerca de Pozuelo de Alarcón. Según contó  en una entrevista la fotógrafa María España (1):

“Paco era un hombre de ciudad, y de repente descubrió lo que es un pueblo como Majadahonda. Le parecía una localidad muy bonita, muy limpia y con mucha naturaleza.

Descubrió de repente cosas como lo que es un brote en un rosal o posarse un pájaro en una rama, porque en la ciudad  él no veía esas escenas ni vivía de esa manera.

 

También a él le gustaba la gente joven, no los ancianos, y aquí hay muchos chicos y chicas jóvenes, alegres y vitales.

Majadahonda tiene incluso un nombre muy bello, le gustó mucho este pueblo”.

 

En los últimos años de su vida, Francisco Umbral (1932- 2007) encontró  en esta tranquila localidad el lugar perfecto para escribir y descansar de la ajetreada vida de la capital.

Biblioteca Municipal Francisco Umbral

La Fundación Umbral fue constituida el 12 de enero de 2009 para el recuerdo y estudio de su obra literaria y periodística. Además, esta institución organiza el Premio Francisco Umbral al Libro del año.

 

Además, el Ayuntamiento de Majadahonda también bautizó  la Biblioteca Municipal con su nombre. Esta biblioteca se encuentra en la conocida Plaza de Colón de la localidad.

 

Sin duda, Majadahonda influyó mucho tanto en la obra como en la vida del escritor. Se dejó seducir por su espíritu jovial y sus verdes parques.

 

Ruta 1: El recuerdo de Gerardo Diego en Pozuelo de Alarcón y el Majadahonda de Francisco Umbral
9.5014.00

Huyendo del bullicio de Madrid y buscando un refugio para escribir y descansar, estos dos escritores lo encontraron en localidades cercanas a Madrid. Gerardo Diego pasó largas temporadas en la localidad de Pozuelo de Alarcón y Francisco Umbral vivió  los últimos años de su vida en Majadahonda.

Seleccionar la(s) fecha(s)
9.5014.00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *