Planes en Madrid

Planes y mejores cosas que hacer en Madrid

Qué hacer y ver en Toledo

Nos trasladamos hasta Toledo, una ciudad referente cultural donde los haya , que está consagrada como Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Un día en Toledo

Toledo es una de las ciudades españolas con más historia y cuenta con un patrimonio inmenso por descubrir. Es la llamada“Ciudad de las tres culturas”porque es un ejemplo de convivencia de las culturas cristiana, judía y musulmana allá por la época medieval. 

 

Asimismo, guarda los vestigios de varias civilizaciones: romana, visigoda, cristiana, musulman; además de sobresalir como la ciudad de El Greco, famoso pintor del Renacimiento español.

 

 

Qué ver en Toledo

A una hora de Madrid, Toledo es un lugar que merece la pena visitar, sobre todo el casco antiguo y alrededores. La visita puede comenzar bordeando el casco histórico, que se encuentra amurallado, y al que se accede a través del Puente de Alcántara, que se eleva imponente sobre el río Tajo. 

 

Este puente, de origen romano, es uno de los más bellos de la ciudad y además, es un fantástico mirador desde el que contemplar el Alcázar que sobresale en el paisaje de Toledo. Hablando de puentes, destaca también elPuente de San Martín (de época medieval), que atraviesa de igual manera el río Tajo, y al que es necesario dedicarle un tiempo.

 

Una vez cruces el Puente de Alcántara, llegarás al centro neurálgico de Toledo, la Plaza de Zocodover. Parte de ella fue diseñada por el arquitecto Juan de Herrera, el mismo que en tiempos de Felipe II (allá por el siglo XVI) proyectó el conocido monasterio de El Escorial.

 

Hoy en día es un punto de encuentro para muchos toledanos, a la vez que punto de partida para los turistas que quieran conocer los entresijos del Toledo medieval, cuya esencia se deja sentir por las calles más céntricas de la ciudad.

 

Además, allí podrás parar a descansar y tomar algo, o si lo prefieres, ¡probar el dulce típico: el mazapán! Puedes disfrutar igualmente de las vistas que ofrece el lugar, rodeado de bellos edificios de arquitectura castellana.

 

Descubre el Alcázar de Toledo, de origen romano

A tan solo cinco minutos caminando de la Plaza de Zocodover, se encuentra el Alcázar de Toledo, una monumental fortificación que destaca en la parte más alta de la ciudad. Sus orígenes se remontan a la época romana, aunque el esplendor llegó en el siglo XVI cuando se convirtió en palacio real.

 

Actualmente, es sede del Museo del Ejército y de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, además de que está protegido como Bien de Interés Cultural.

 

 

El Alcázar de Toledo alberga una gran historia en su interior. Incluso fue asediado durante el primer año de la Guerra Civil. Un asedio que duró ¡70 días! y que dejó parcialmente destruido el edificio. Es muy recomendable subir a la segunda planta del Alcázar, donde se encuentra la Biblioteca de la región y apreciar la panorámica de Toledo que se puede observar a través de sus ventanas. 

 

gran vía madrid

Una vez hayas visitado el Alcázar, desde lejos divisarás el Castillo de San Servando, un palacio medieval que en la actualidad es un albergue juvenil. 

 

La Catedral de Toledo

La próxima parada es la Catedral Primada, de arquitectura gótica. Es uno de los mayores tesoros de la cultura cristiana de la Edad Media que quedan en Toledo. Y además es una de las catedrales más importantes de España: es considerada la obra maestra del arte gótico en nuestro país.

 

No olvides rodear este templo que cuenta con cinco imponentes accesos: las llamadas puertas del Perdón, la del Juicio Final, la del Infierno y las Puertas del Reloj y de Los Leones. La entrada a la catedral no es gratuita pero merece la pena pagar, y sobre todo, realizar una visita guiada para conocer la historia que esconde entre sus muros. 

 

Tienes que subir hasta su única torre de 90 metros de altura, que tiene un magnífico campanario y donde se ubica la famosa Campana Gorda, que pesa ¡más de 18 toneladas! Desde allí podrás disfrutar de unas espléndidas vistas.

 

Asimismo, este templo tiene una capilla mozárabe y un gran número de pinturas de artistas tan famosos como El Greco, Caravaggio, Goya o Rubens.

 

Callejea por el casco antiguo de Toledo

Tras conocer todos los detalles de la Catedral, puedes callejear por el casco antiguo hasta llegar a otra de las paradas imprescindibles de esta ciudad: la Iglesia de Santo Tomé. En ella encontrarás la obra más conocida de El Greco, ‘El entierro del Conde de Orgaz’, un cuadro enigmático donde está retratado el propio Greco e incluso, su hijo.

 

Después, puedes bajar por el Paseo del Tránsito hasta entrar en el antiguo barrio judío (que en su día se conocía con el nombre de ‘Haman Zeyte’). En él hay que visitar, en primer lugar, el Museo de El Greco, donde podrás admirar los cuadros del famoso pintor cuya historia está muy ligada a Toledo. 

 

Las sinagogas: las joyas de Toledo

Pero más destacado, sin duda, es que en este barrio toledano se encuentran dos de las cuatro únicas sinagogas que se conservan en toda España. La primera es la Sinagoga del Tránsito, que se considera la más significativa construcción de este tipo en nuestro país. Del siglo XIV, esta sinagoga es una fantástica muestra de la huella que dejó la comunidad judía en Toledo. 

 

Es un edificio grandioso, con una espectacular decoración de motivos geométricos e inscripciones y una maravillosa artesanía en madera. La sala principal además, es un ejemplo de cómo la arquitectura mudéjar (de orígenes musulmanes) impregnó España en la Edad Media. Como dato curioso, en ella se ubica el Museo Sefardí de Toledo, encargado de mantener y estrechar los lazos que siempre han vinculado a los judíos sefardíes (aquellos que fueron expulsados en 1492) a España.

 

 

La otra Sinagoga relevante es la Santa María La Blanca, que se encuentra a unos pasos en línea recta desde la Sinagoga del Tránsito. Es increíble entrar a este emblemático sitio y ver a primera vista sus paredes blancas y los numerosos arcos de herradura que dan un toque muy especial a esta sinagoga. Subiendo por la misma calle, veréis el Monasterio de San Juan de los Reyes, edificado por orden de los Reyes Católicos. De estilo gótico isabelino, merece la pena observar su espectacular claustro de dos pisos, que rodea al patio interior y que está repleto de figuras decorativas.

Una vez hayas visto el monasterio, puedes volver al centro de Toledo caminando por la Calle del Ángel, una de las calles con más encanto de la ciudad que te conducirá a la Iglesia de los Jesuitas, de estilo barroco. Un secreto…desde lo alto de sus dos torres ¡tendrás unas de las mejores vistas de Toledo!

 

Dónde comer o ir de tapas en Toledo

La gastronomía manchega es una delicia y si estás en Toledo es casi obligado parar a comer o tomar unas tapas de lo más suculentas. Por ello, te recomendamos algunos sitios como el Bar Ludeña, en pleno casco antiguo de la ciudad, que se trata de uno de los restaurantes más famosos de por allí. Sirven una excelente comida casera como perdiz a la toledana o “Carcamusas”,un plato típico toledano elaborado con carne guisada con tomate, guisantes y salsa un poco de salsa picante. Otro de los restaurantes más emblemáticos es El Albero, ubicado fuera de las murallas, cerca de a Puerta de Bisagra. Con más de 30 años de trayectoria, este restaurante ofrece platos típicos tanto de comida española la autóctona manchega.

 

A pocos metros de la Plaza de Zocodover está El Trébol, una cervecería donde podrás tomarte una caña bien fresquita y acompañarla con unas buenas tapas. Si buscas algo más vanguardista, puedes probar en La Fábrica de Harinas, situado entre las dos sinagogas del antiguo barrio judío. En esta antigua fábrica de harinas podrás degustar deliciosas recetas tradicionales con toques de lo más innovador. A unos pasos de la Catedral de Toledo tenemos La Clandestina de Las Tendillas, un bar-restaurante con terraza y jardín al aire libre donde podrás disfrutar del privilegiado entorno histórico y cultural que ofrece la ciudad. 

 

No te vayas de Toledo sin probar alguna sus cervezas artesanas, ya que en la provincia surgieron hace un tiempo, tres iniciativas pioneras que han dado lugar a la elaboración de una cerveza exquisita. Así, existen 3 fábricas con nombre propio que están consiguiendo hacerse hueco en el mercado: Domus, Ébora y Sagra.

 

 

Toledo de noche

Si aprovechas el viaje y te quedas a dormir en la ciudad, te recomendamos realizar la Ruta Toledo Mágico, una visita guiada nocturna por las rincones más ocultos y desconocidos de Toledo. Podrás recorrer sus callejuelas mientras descubres las curiosidades y los secretos que esconde la ciudad, todo ello dentro de un ambiente precioso, porque la ciudad de noche también tiene su encanto. Además, la visita incluye un recorrido por un complejo termal romano (“Thermae”), que cuenta con unas amplias galerías subterráneas ¡que no te puedes perder! 

Más planes en Toledo

Descubre más destinos interesantes en nuestro blog de viajes

Torrelaguna

Torrelaguna Facebook Instagram Twitter Whatsapp Envelope Descubre Madrid Cómo...

Leer más

Somosierra

Somosierra Facebook Instagram Twitter Whatsapp Envelope Chorrera de Litueros...

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *